Etiquetas

, , , ,

Entre los años 1542 y 1898, las Filipinas formaron parte de la corona española. Pero que pertenecieran nominalmente a la corona, no significa que sus habitantes se plegaran pacíficamente a la voluntad de un Rey que vivía a miles de kilómetros de distancia y que contradecía su manera de vivir y sus creencias religiosas y culturales. Ello dio origen a continuas campañas militares, de mayor o menor intensidad, pero que fueron constantes durante los trescientos cincuenta años que duró la ocupación, unas campañas que se cobraron un alto precio en vidas humanas y caudales pero que se justificaban por dos motivos principales: la voluntad evangelizadora de la colonización española y lo rentable que resultaba el Galeón de Filipinas, una de las rutas más longevas y rentables de la Historia.

Como es lógico, la falerística española no fue indiferente a la gran cantidad de campañas, especialmente a lo largo del siglo XIX. Éstas las presenta en su excelente web Antonio Prieto Barrio:

http://www.coleccionesmilitares.com/medallas/texto/ultramarp.htm

Se trata de condecoraciones que cada vez son más difíciles de encontrar. En muchas ocasiones, solo se otorgaban a oficiales y suboficiales españolas, ya que gran parte de la tropa era indígena. En otras ocasiones, cuando la medalla se entregó también a tropa de origen español, cabe entender que las tropas empeñadas en Filipinas siempre fueron escasas, por ejemplo en comparación a las enviadas a Cuba.

En los siguientes posts, vamos a presentar dos de estas medallas: la Medalla de Joló de 1876 y la Medalla de Mindanao.

Espero que los textos sean de interés y que permitan dar un poco de luz a una colonización que en su día fue tan importante, como hoy olvidada.

LA MEDALLA DE JOLÓ

El archipiélago de Sulú, es el conjunto de islas más meridional de las Filipinas, siendo la isla de Joló la mayor y más importante de ellas. Junto con la isla de Mindanao, había sido tradicionalmente un dolor de cabeza para las autoridades españolas, dada la irreductibilidad y fiereza de sus habitantes, que vivían del saqueo de las colonias costeras españolas y de los barcos mercantes.

En el año 1850 se organizó la primera gran expedición al archipiélago rebelde, que acabó con una victoria aplastante de las tropas “españolas” (la tropa estaba compuesta exclusivamente por tropas indígenas, excepto los oficiales y suboficiales, que eran españoles). Pero como era tónica habitual en los combates en Filipinas, en esta ocasión, la película de los hechos no difirió en su planteamiento, desarrollo y desenlace  en lo que fue la tónica de la conquista (o su intento) de las islas meridionales de las Filipinas: jefe local que se subleva, acción de castigo que se lleva a cabo con éxito (a veces con un alto coste humano y material), incapacidad logística para mantenerse en el territorio subyugado, firma de acuerdos de paz, jefe local que se subleva, acción de castigo… ad infinitum (bueno, en este caso ad 1898).

Así las cosas, en la década de 1870, las actividades corsarias se recrudecieron de tal modo que el Gobernador General de Filipinas, José Malcampo, toma la decisión de ocupar la isla de Joló de un modo firme y definitivo la isla de Joló. El éxito de la operación fue tal que Alfonso XII lo nombró conde de Joló y vizconde de Mindanao. Así mismo, decretó la creación de una medalla en bronce, en categoría única, fabricada en la Casa de la Moneda, con los cañones capturados a los enemigos. A este modelo se le conoce como Estruch, ya que fue el medallista encargado de realizarla y en ella el rey aparece con largas patillas, y que es modelo que hoy presentamos, y cuyo nombre podemos ver grabado bajo el busto del Rey. En el reverso de la medalla, se citan las principales batallas de la campaña, a saber: Paticolo, Tapul, Cacutlapa, Liano, Maibum, Parano, y de las que se realizaron pasadores.

Medalla de Joló. Anverso.

Medalla de Joló. Anverso.

Medalla de Joló. Reverso.

Medalla de Joló. Reverso.

Ficha de la medalla:

  1. Época: Alfonso XII
  2. Catálogo Pérez-Guerra: 758
  3. Catálogo Gravalos-Calvó: 344
  4. Tamaño: 32mm
  5. Material: Bronce, procedente de los cañones capturados al enemigo.
  6. Fabricante: Estruch
  7. Estado: Bueno. Cinta de seda probablemente original.
Anuncios