Etiquetas

, , , , , , ,

 

El Museo del Modernismo de Barcelona acoge hasta el día 21 de julio, una exposición titulada “La Milicia y el Arte” en la que se pueden disfrutar de gran parte de las obras del militar y pintor catalán Josep Cusachs i Cusachs. Para los amantes del arte y la militaría, en España no existe un artista más legendario, así que, a pesar de su corta duración, no os perdáis de ver en vivo su magnífica obra.

Josep Cusachs (Montpellier, 1851 – Barcelona, 1908) nació en el seno de una familia burguesa catalana (1). Su alumbramiento tuvo lugar accidentalmente en Montpellier, donde se encontraban sus padres por motivos de trabajo. Su padre, Celestí Cusachs, era médico-cirujano. Tras su bautizo, se trasladaron a Barcelona, ciudad en la que viviría casi toda su vida, junto con la cercana Mataró, que es de donde era originaria su familia.

“Desfile en el campo delante del rey Alfonso XIII”, de Josep Cusachs (1904). Museu Nacional d’Art de Catalunya.

De pequeño siente una temprana vocación militar, inédita en su familia, por lo que ingresa en la Academia Militar de Artillería de Segovia. Se licencia como cadete y durante un tiempo compaginará sus dos vocaciones: el arte y la vida militar. En cuanto a la vida militar, participó en la Tercera Guerra Carlista, destacando su participación en el País Vasco y en Catalunya, donde tendrá un papel destacado en la toma de Olot. En cuanto al arte, estudia en Barcelona con Simón Gómez (2), uno de los más destacados artistas del movimiento realista español, y en París con Édouard Detaille (3), pintor galo experto en temática militar, y su más directa influencia.

A medida que su obra va gozando de más éxito, se le hace imposible compaginar sus dos vocaciones, por lo que se inclina por seguir pintando… pero lo que no abandona es la temática militar que le ha hecho tan famoso y que le llevará ganar numerosos premios internacionales, como la Medalla de Oro de la Exposición de Berlín (1891) por su obra “Maniobras de división”, así como encargos de importantes personajes de la época, como Alfonso XIII o el presidente de México, Porfirio Díaz (cuadro por el que recibió 20.000 pesos, una cantidad astronómica en su época).

“Retrato del capitán Eduardo Temprado y Pérez”, de Josep Cusachs (1898). Grupo de Artillería Antiaérea III/73 Patriot, Marines. Valencia.

En la exposición se podrán ver la mayoría de sus cuadros más importantes como “Salida en batería” (del Museo del Ejército de Toledo); “Toma del fuerte del Collado de Alpuente” (del Museo Histórico Militar de Valencia), o “Batalla de Arlabán” (del Museu Nacional d’Art de Catalunya).

También destaca la colección de dibujos, que supusieron un fiel testimonio documental de la evolución del ejército de la época en uniformes, armamento y pertrechos, y que a finales de 1886 recopiló en un gran álbum titulado “La Vida Militar”, con textos de su colega y amigo, el capitán Francisco Barado (4), una obra que es aún relativamente fácil de encontrar y que es toda una delicia.

En cuanto a su vida personal, Josep Cusachs se casó en 1890, con Maria del Pilar Pujol de Pastor i Magarola, hija de una importante familia burguesa de Barcelona, siendo la novia diecisiete años más joven que el pintor. Tuvieron tres hijas, siendo la menor la única en tener descendencia. Hoy en día sus descendientes se llaman Roca-Cusachs.

“Carga de Caballería”, de Josep Cusachs (1897). Inspección General del Ejército, Barcelona.

En cuanto a la exposición, vaya por delante asegurar que es muy interesante y que los habituales de este blog lo vamos a pasar en grande. Eso está garantizado. Y ello es algo que debemos agradecer al Ministerio de Defensa, organizadora del evento. Ahora, que es una pena que un autor del que es tan sumamente complicado ver una retrospectiva de su obra, dure tan poco tiempo (poco más de tres semanas) y que con una promoción tan limitada (quiero agradecer al Sr. Prieto Barrio que me haya avisado), que va a provocar que la repercusión de esta exposición no sea multitudinaria.

Además, ya puestos a realizarla, se echa en falta algún cuadro de la época que ayudara a contextualizar el momento. No hubiera sobrado alguna referencia a Marià Fortuny, cuyas obras sobre la Guerra de África, a buen seguro que Cusachs conoció e influenciaron. Del mismo modo, se podría haber pedido en préstamo alguno de los magníficos cuadros de Detaille. Y si hablamos de las influencias de Cusachs, no nos olvidaremos de sus seguidores. El más famoso de ellos es un pintor contemporáneo nuestro, y catalán como el propio Cusachs, Augusto Ferrer-Dalmau. ¿En cualquier caso, no os perdáis la exposición!

Josep Cusachs.

Ésta podrá visitarse en el Museo del Modernismo de Barcelona (C/Balmes, 48) de lunes a sábado de 10:30 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 y domingos de 10:30 a 14:00 hasta el 21 de julio. Entrada libre y gratuita.

 

 

 

Fuentes y más información:

http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=11027

https://www.raco.cat/index.php/FullsMASMM/article/viewFile/118211/150161

https://www.mataro.cat/ca/actualitat/noticies/2012/el-fons-documental-de-la-familia-roca-cusachs-es

 

Notas:

(1) En el año 2012, la familia Roca-Cusachs donó al Archivo Municipal de Mataró, los archivos comerciales de la familia, formados fundamentalmente por la documentación de Gaspar Cusachs Planas (1760-1829) y Gaspar Cusachs Costa (1800-1871) que eran, respectivamente, el bisabuelo y abuelo de Josep Cusachs. Se trataba de una importante saga comercial que tuvo ramificaciones y negocios en Latinoamérica.

(2) Simón Gómez Polo (Barcelona, 1845-1880) es uno de los pintores españoles más destacados del movimiento del realismo. Se formó en Barcelona y París. Allí se convierte en un destacado alumno en diversos talleres de pintura, pero al finalizar los fondos familiares (y tras la negativa de patrocinio de la reina Isabel II, que se hallaba allí exiliada), debe regresar a España. Su primera etapa es en París. Estudia en profundidad las más destacadas obras del Museo del Prado y recibe numerosos encargos, ya sea de copias de obras del museo o de originales suyos. Al cabo de unos dos años, regresa a Barcelona y abre un taller en el popular barrio del Poble Sec, donde tendrá como alumno a Josep Cusachs. Murió poco después, a la prematura edad de 35 años.

(3) Édouard Detaille (París, 1848-1912), nació en el seno de una familia acomodada de larga tradición militar. Sin embargo, su más pronta vocación fue el arte, y ya de muy joven entró a trabajar en talleres de importantes artistas de la época. Uno de sus primeros cuadros ganó un concurso de arte y fue adquirido por Matilde Bonaparte, prima de Napoleón III. Al estallar la guerra franco-prusiana, se alistó en el ejército y participó en diversas acciones de combate. Dos de sus hermanos fallecieron en la contienda. Al finalizar la guerra, se dedicó de lleno a su trabajo como pintor, especializándose en la temática militar, cuyos cuadros le harían famoso en todo el mundo. En vida, no le faltaron reconocimientos. Tampoco en su muerte, que fue muy sentida, especialmente entre el ejército. En su funeral, rindieron homenaje el 28º Regimiento de Infantería, cuyo uniforme había sido diseñado por el propio Detaille. Está enterrado en el mítico cementerio de Père-Lachaise.

(4) Francisco Barado y Font (Badajoz, 1853 – Tarragona, 1922). Fue un militar y escritor español. Poco después de nacer, su familia se traslada a Barcelona, donde Barado se licenciará en Filosofía y Letras. Participa en la Tercera Guerra Carlista, si bien deja la carrera militar cuando ésta concluye. Dedica el resto de su vida a la literatura, escribiendo en revistas en catalán como La Renaixença o La Ilustració Catalana.

Anuncios