-Presidio de la Bahia (Texas)

– Presidio de la Bahia (Texas)-

Introducción

Pocos temas han sido tan escasamente tratados en la historia de España , como la Guerra Comanche o “Comancheria”; en el norte de México. Un enfrentamiento latente y complicado ,que forzó a las tropas españolas a luchar contra un enemigo tan formidable como los comanches. Superados , en ocasiones por un terreno tan vasto como los territorios de Texas, Nuevo México o incluso California, las escasas tropas españolas ,se batieron, en ocasiones en situaciones imposibles, contra un enemigo más experimentado y preparado. El escrito, que aquí se presenta, es un tributo y homenaje a esa constancia, así como un recordatorio de los hechos que allí ocurrieron.

La conquista de Nuevo México y la Guerra Apache

La frontera norte del actual México, siempre fue una región indeterminada dentro de la política española. Fundado en 1610 por Pedro de Peralta, Santa Fé. se convirtió en el principal bastión español en las montañas rocosas. Emplazamiento estratégico enclavado en el valle del Rio Grande,  que sirvió para poder acceder, al norte, a las amplias llanuras del de Colorado, al este, a las meseta tejana del “Llano Estacado” y al oeste, a los suaves valles al norte del desierto de Gila, en Arizona. La posición del desierto de Sonora , así como de Gila, en Arizona y el desierto de Mohave, fijaron las rutas y asentamientos españoles en una débil franja fértil, entre las actuales ciudades de Foenix y Alburquerque. Territorio indio, perteneciente en su franja sur a los Apaches y en el norte a los Navajos; existiendo hacia Sonora una fuerte presencia de Indios Pueblo.

A finales de siglo XVII, los españoles llevaban combatiendo contra los apaches y las sucesivas rebeliones de los indios pueblo, casi cincuenta años. En 1692, parecía que la guerra habría terminado cuando los dos principales jefes Pope y  Caitis aceptaron enterrar el hacha de guerra, gracias a la mediación de frailes franciscanos. Sin embargo, lo que parecía el comienzo de una paz perpetua, vaticinó en realidad, un siglo de luchas encarnizadas, por una tierra que a ojos de las autoridades españolas  era baldía. Nadie se internaba a colonizarla,  y desde el punto de vista militar ,era una zona hostil .  Junto a esta consideración de “zona de guerra” por las autoridades españolas, existían profundos intereses, por parte de la Iglesia por evangelizar aquellos territorios. La protección franciscana de los ”nuevos conversos” ,dificultó el desarrollo de operaciones militares a partir de 1705, momento como se verá, que facilitó la posteriormente  la entrada comanche.

Guerrero Apache (1800)

-Guerrero Apache ( 1800)-

El estallido de otra  “Gran Rebelión Pueblo” entre 1715 y 1717, marcó el inicio de la guerra comanche, cuando a partir de ese año, los misioneros informan de la entrada desde el norte de grandes contingentes humanos apaches, huyendo precipitadamente de las Grandes Llanuras. Las tensiones en los mandos españoles , especialmente entre el Gobernador Diego de Vargas ,  y su adjunto Cubero, forzó al Virrey  con el apoyo del Rey Felipe V ,a nombrar al Marqués de la Nava, como Gobernador y Capitán General de Santa Fe; en 1705. La provincia había entrado en crisis pues bandas de navajos y apaches, estaban destruyendo los pueblos y ranchos de la región. Además, y a pesar de la mediación del Padre Goicochea, superior de los Franciscanos , se produjo el levantamiento de los indios Zuñi; en el norte de Arizona. En Marzo de 1704 , Vargas , antes de la llegada del Nuevo Gobernador, inició una expedición contra los apaches, siguiendo la senda del Rio Grande hasta Santa Fé. Sin embargo, cerca de la población de Aguas Frías, al norte de Alburquerque, la expedición fue cercada.  A pesar de las advertencias de sus rastreadores, las fuerzas de Vargas fueron llevadas a un cañón, donde cayeron en una trampa. Los supervivientes al mando de Francisco Guerra, lograron llegar a Santa Fé donde notificaron lo que había ocurrido.

El desastre de la expedición de 1704, afectó a la estrategia militar española de la primera mitad de siglo. La cual pasó durante los siguientes años  a la ofensiva generalizada; pero con pésimos resultados. La aprobación del Reglamento Indio de 1705 dificultó las operaciones,  pues los conversos se encontraban bajo la protección real; llevando a la provincia al caos. En 1707, el Gobernador Don José Chacón Medina de Salazar Marqués de la Peñuela, tuvo que intervenir con contingentes armados ,para evitar las ejecuciones sumarias de indios capturados por los colonos.

En 1716, estalló la revuelta Moqui, cerca del rio Gila. Numerosas tribus y  pueblos asentadas dentro del territorio español, se lanzaron a saquear los distintos asentamientos. En octubre de ese mismo año , diversos rumores informaron de la entrada de  numerosos contingentes apaches. Esta situación,  forzó en diciembre de ese  año , a convocar una Junta militar; en donde los colonos acusaron a los misioneros de entorpecer las operaciones.  En  ese año, el Capitán De la Serna con 400 hombres, derrotó a una banda de Navajos en la región. Sin embargo, cuando se retiró al presidio de Ojinaga, informó de la entrada de numerosas tribus de apaches. Entre 1718 y 1720, se organizaron diversas expediciones contra los apaches, más allá del rio Colorado , pero todas fracasaron.

La estrategia española se  organizó, contra una penetración masiva de apaches y navajos; pero no advirtieron, la amenaza que venia detrás. En 1724 los padres Miranda y Lardizábal, mientras visitaban las misiones, fueron advertidos por algunos jefes de la llegada de grandes contingentes, procedentes del norte. En 1730 el Padre José Narváez informó al Gobernador, que se estaban produciendo grandes cambios, al norte del Rio Nebraska. Información, que no fue tomada en consideración. De esa manera, la extrema debilidad militar española, junto al fuerte despoblamiento y falta de actuaciones claras ,facilitó la entrada comanche en 1729.

mapa

-Posesiones españolas en Norteamérica(1785)-

La gran migración comanche  y el comienzo de la guerra

Los comanches, naturales de las zonas de Wyoming, se escindieron de los Shoshones, en el siglo XVII; emigrando hacia las Grandes Llanuras.   Según Kavanagh, tres aspectos diferencian al Comanche de otras tribus como apaches, navajos o kiowas. En primer lugar, la guerra como única forma de vida aceptable, capaz de otorgar prestigio dentro de la tribu. En segundo lugar , la sangre , no el honor, como forma de relación frente aliados y enemigos. Y por último, el prestigio casi mágico, rozando la superstición del jefe vinculado al caballo; sobre todo ante las asambleas y Consejos de la Tribu. Así el caballo era utilizado como medio de lucha,  y no como  alimentación , como pasaba con otros pueblos como los apaches.

Esta superioridad se basó en las operaciones militares,  con grupos pequeños a caballo, separados bien por un día o bien a distancia visual. Cada banda tenía un grupo, cuyo contingente dependía del prestigio militar del líder. El número de cabelleras determinaba la fuerza del contingente. Además la juventud y escasa esperanza de vida de los más jóvenes, les empujaba desde muy jóvenes a buscar el liderazgo. No hacían cautivos. En ocasiones,  las niñas blancas que eran mantenidas durante su niñez como trofeos, luego eran ejecutadas.

De esa manera, con una mezcla de audacia y salvajismo, los comanches se impusieron en las grandes llanuras; dirigiéndose después al territorio español. En 1750 estalló la guerra con los pawnees, y en 1751, los onsages, antiguos aliados, fueron exterminados. La destrucción , empujó a los apaches y navajos, hacia las Montañas Parashant, cerca de la actual ciudad de Las Vegas. Grandes contingentes humanos, bien en grupos dispersos , bien poblados enteros irrumpieron, atacando a los Indios Pueblo, en Sonora. En 1730, los comandantes de las plazas de El Paso, Tucson y Ojinaga notificaron al Gobernador de la aparición de estos grupos, utilizando las viejas sendas indias de las montañas. Ese mismo año, se tiene constancia de la llegada de los Comanches a la ribera del rio Nebraska, provocando la primera huida de colonos al sur.

Las autoridades españolas , seguían pensando que el conflicto era con sus viejos enemigos los Apaches. Pero cuando estos llegaron pidiendo protección, se dieron cuenta de la nueva amenaza. En 1752 el Gobernador Rodríguez de la Torre , organizó las nuevas fuerzas, agregando contingentes nuevos : desde las provincias del sur de Sinaloa y Nueva Galicia.  En este punto, la estrategia española reaccionó de tres maneras. En primer lugar, con la creación de nuevos presidios como Julimes y Carrizal,  que reforzase las comunicaciones con Alburquerque y Santa Fé . Las fuerzas de caballería española se transformarían  gracias al Reglamento de 1772, con la incorporación de armas ligeras, para la lucha de jinetes. Destacaron como unidad, los Dragones de Cuera o “Soldados de Cuera”, creados en 1729 a través del Reglamento de Buen Funcionamiento de Presidios y Unidades. En 1765 el Marqués de Rubí, ordenó el reforzamiento de los presidios, con la construcción del doble muro. La incorporación de armas de fuego de fabricación francesa , a partir de 1741, por parte de las diferentes bandas de Comanches , dificultó mucho la labor de la caballería española. Por todo ello, se hizo obligatorio para todos los destacamentos españoles, disponer de contingentes nativos, fundamentalmente apaches. En segundo lugar, la infiltración Comanche forzó a los nativos a reasentarse, en los valles del Rio Grande, Gila y Pecos; cerca de los presidios. Política favorecida a partir de 1750 por la protección franciscana de los conversos. Esto facilitó la reagrupación de colonos y ranchos , pero creó una ola de disensiones entre indios y españoles. Por último, el odio apache y navajo contra los comanches se volvió una poderosa arma al servicio de los españoles.

jinete

– Dragones de Cuera( Archivo de la Nación, México)-

De esa manera, la entrada comanche, revolucionó la pradera. Fue la época, tal como indica Gwyne del “aullido del lobo”. Sus zarpazos golpearon a todo el territorio. En esos momentos, por presiones del Obispo de Durango, el Virrey fue forzado a iniciar  una nueva política de evangelización; con la creación de misiones. Pero la provincia estaba en el caos. En 1751 trescientos comanches, saquearon la provincia de Velez. El Gobernador Chaputin, envió un contingente que estuvo a punto de ser destruido al dispersar sus fuerzas; cerca del rio Arkansas. En 1757 se produjo la gran matanza de San Saba, cuando una expedición dirigida por el Coronel Diego de Parrilla, con varios frailes franciscanos ; acabó con el asesinato de cinco sacerdotes y varias familias. La falta de información, la desubicación del emplazamiento y la rapidez india al actuar,  estuvieron a punto de destruir al contingente español.   En 1762 otra fuerza española casi  es aniquilada, cerca del desfiladero de Sandia Crest. Las sendas secretas  comanches del Llano Estacado,  facilitó la rapidez de movimiento de contingentes indios,   hacia el valle del Rio Grande.  De esa manera, los españoles se vieron sorprendidos, por bandas cada vez más numerosas. Entre 1765 y 1767 los apaches notificaron al Gobernador, que numeroso jefes, ante la incapacidad española, empezaron a someterse a los comanches.

Con los colonos huyendo de Texas, y el valle del Rio Grande y Gila despoblándose, la presencia española se ciñó únicamente a los presidios, que eran constantemente atacados. En 1766 el Gobernador Don Tomás intentó impulsar la política de colonización del territorio,  enviando contingentes mineros a Colorado; bajo la protección de tropas. Pero fue imposible. Diversas misiones franciscanas fueron destruidas. El entonces Gobernador Pedro Fermín de Mendieta, se encontró con un panorama desolador.  Con un territorio pasto de las bandas indias,  cundió el temor a que estos grupos se internasen más al sur. El 3 de octubre de 1767, y aprovechando que el Rio Grande se desbordó , doscientos comanches vadearon el rio y  sorprendieron a los defensores de los presidios de Velarde y El Paso. Una escuadra de Soldados de Cuera fue enviada para socorrer a las plazas. Los lanceros españoles, lograron dispersar a las bandas indias tras una dura lucha cuerpo a cuerpo. Pero cundió la alarma. Las noticias llegaron al Virrey y este  ordenó,  una investigación sumaria

De esa manera, parecía que la amenaza comanche era imparable. Pero, en esos momentos complicados, surgió uno de los mayores, y desconocidos jefes militares que España ha dado en América. Su nombre era Juan Batista de Anza.

Juan  Bautista de Anza y el contraataque español

Juan Bautista de Anza, descendiente de vascos, nació en la provincia de Sonora, el 6 de julio de 1736. Su padre, el capitán Bautista de Anza murió luchando en la frontera contra los apaches. Esta dura experiencia le marcó y le preparó para la lucha en las futuras campañas indias. Además la vida del joven Anza en la frontera, le enseñó las costumbres indias, mentalidad y tácticas de guerra; fundamentalmente apaches. En 1751 ingresó en la milicia de fronteras, desempeñando en Sonora algunas misiones muy arriesgadas. Todas acabaron en éxito.

Destacado soldado de caballería, ascendió rápidamente y en 1756 obtuvo el grado de Capitán; obteniendo el  mando del presidio de Tubac. Durante esos años, en plena crisis, por el fracaso del la expedición del Gobernador Chaputin  en el rio Arkansas, obtuvo grandes éxitos luchando contra los Apaches en Arizona. Su rapidez, conocimiento de las tácticas indígenas, y audacia, le permitió granjearse ante sus superiores un gran prestigio. En 1758 volvió a derrotar a los indios Seris. Su fama llego a Ciudad de México.

Juan_Bautista_de_Anza

-Juan Bautista de Anza-

Gran conocedor de la realidad de la frontera, entendió el valor de los mapas y la exploración. En 1769 la posición española, por la irrupción comanche en el Rio Grande, era muy delicada. El miedo a la penetración  francesa en Nuevo México   y Louisiana así como Rusa en el Pacífico,  reactivó la exploración. En 1774  el Virrey autorizó al Capitán Anza a realizar , desde el presidio de Tubac, una primera exploración hacia la Alta California. Siguiendo las líneas de exploración llevadas a cabo por Portela en 1769, atravesó el desierto de Sonora y se internó en la región cercana a la actual San Diego. En una segunda expedición , en 1776 llegó a la Bahía de San Francisco, con una expedición formada por tres sacerdotes, treinta hombres y treinta y cuatro familias. Como consecuencia de estos éxitos fue llamado a la Ciudad de México, en 1777 y ascendido al grado de Coronel.

En 1776 estalló la Guerra de las Trece Colonias. La monarquía española, decidió apoyar a los rebeldes; ordenándose al Gobernador de Louisiana ,Bernardo de Galvez,  actuar con un ejército. La escasez de recursos desposeyó a la provincia de Nuevo México de importantes partidas de hombres y dinero. Por todo ello, el Virrey nombró en sustitución de Fermín de Mendieta , al militar más destacado de la frontera, el Coronel Anza, como Gobernador de Nuevo México.

Con una frontera escasa en hombres, Anza , desplegó una estrategia basada en la modernización de los contingentes de caballería; a través de la adopción de tácticas indias de movimiento. Pero también en la ruptura de la unidad de acción comanche, socavando la autoridad de los jefes tribales; permitiendo el reasentamiento bajo la protección española,  de los desafectos. En 1779, el nuevo caudillo comanche Tavibo Narigant, obtuvo la jefatura de la nación comanche, llamándose como “Cuerno Verde”. Su prestigió ante toda la nación por su guerra contra los españoles en 1764, le granjeó el apoyo de las principales tribus como Yamparikas y Jutes. En 1779  la totalidad de las tribus acordaron, por asamblea irrumpir dentro del territorio español.

Advertido por los apaches, Anza decidió internarse en pleno territorio indio, antes de que la concentración se completase . Siguiendo las  estrategias  indígenas  de movimiento partió con diversos grupos, distanciados unos de otros, para confundir a los rastreadores comanches. Empleó rastreadores utes y apaches, para desplazarse a través de las sendas indias y caer sobre el enemigo por sorpresa. Tras una marcha de 40 leguas(192 km) el contingente español, se aproximó sin  que los comanches se dieran cuenta; lo que constituyó una autentica proeza táctica.

El 3 de septiembre de 1779, Cuerno Verde advirtió a pocos kilómetros de su campamento, que fuerzas españoles se aproximaban. Sin esperar la llegada de los contingentes Juppes, salió al encuentro de los españoles con la totalidad de sus guerreros. Anza entendió que la fuerza del comanche era su caballo, por lo que preparó una emboscada, en una garganta cerca del rio de San Carlos, para neutralizar su superioridad. Tras provocar al jefe atacando su hombría, el contingente comanche con Cuervo Verde se internó en la garganta, donde fue destruido. Cuerno Verde, su primogénito y el hombre medicina de la tribu resultaron muertos. La totalidad de los guerreros cayeron, incluido la élite de la nación comanche. De un plumazo Anza no solo destruyó la amenaza, si no que desposeyó a los comanches durante tres años de jefatura.

En 1781 se inició la rebelión Moqui, en la región de la Pimeria, al norte de Sonora. El vacío de poder, propiciado por la extrema debilidad comanche,  fue aprovechado por los apaches para rebelarse. Así, entre 1780 y 1781, bandas de mescaleros atacaron los ranchos del Rio Grande. En 1784 en plena reorganización de la frontera, con la creación de las provincias de Nueva Galicia y Nueva Bizcaya; la actividad comanche volvió a resurgir. La lucha entre los Yamparikas, Juppes y Cuchamepcs, por hacerse con la jefatura, llevó a la nación comanche a la guerra civil. Anza astutamente apoyó las demandas yamparikas que buscaban un entendimiento con los españoles a cambio de puestos de comercio seguro. Por otra parte, y siguiendo la costumbre india, Anza estableció alianzas de forma puntual con jefes y familiares a título personal , con la concesión de regalos lujosos, como caballos. De esa manera manipuló la asamblea comanche a su antojo.

Con la gran rebelión apache, los españoles se encontraban momentáneamente maniatados,  para intervenir con fuerzas militares. Esto otorgó a los comanches un respiro cuando los supervivientes de la guerra civil, las tribus Yampanikas y Juppes se impusieron sobre los Kosotecas; pactando en asamblea, otorgar la jefatura al caudillo Toro Blanco. Sin embargo , la rivalidad con su hermano menor Paniamuco, fue aprovechada por Anza para discutir su primacía y socavar la unidad de la Asamblea Comanche. Con una política totalmente maquiavélica, Anza fomentó el conflicto fratricida entre hermanos. En una campaña despiadada , en donde en ocasiones los jinete de cuera tuvieron que intervenir. Anza logró el sometimiento de todas las tribus comanches, con la muerte de Toro Blanco en 1785. Tres años más tarde muere Juan Bautista de Anza y con él terminó el máximo dominio español sobre la Pradera.

A modo de conclusión

Las guerras indias en el norte de México constituyeron  el mayor desafío militar al que se enfrentó la Corona Española. Nunca antes un ejército tuvo que transformarse tanto para vencer a un enemigo tan formidable. No solo fue la innovación de un hombre como Anza,  sino también,la persistencia de las autoridades españolas, por intentar someter a uno de los  territorios más salvajes del mundo en ese momento.

En 1875 el Coronel del Ejército de la Unión ,Crook, fue enviado por el presidente Grant , para derrotar finalmente a los apaches en Nuevo México. En dónde muchos otros fracasaron , Crook obtuvo un espectacular éxito. La clave fue el estudio de las campañas de Anza y el método de reasentamiento indio de la  frontera española.

Así , y de esa manera, como suele suceder, otros recuerdan nuestras proezas mientras que nosotros continuamos olvidando. Este post, como se ha indicado anteriormente busca recordar la dura lucha en el oeste norteamericano y la figura de personajes de la talla de Batista de Anza. Un hecho, que ha marcado no solo a los actuales  estados de Nuevo México, Tejas y Arizona, sino a México y la España de Hoy. En la actualidad, la herencia española está muy presente en estos estados. Se  hacen recreaciones, se celebran fiestas, en suma, se recuerda constantemente todos estos hechos. Es pues necesario, recordar la memoria de aquellos españoles que lucharon en la frontera. Por todo ello, esta historia solo puede comenzar por un hecho: la guerra comanche en la frontera norte de México.

Bibliografía

BANCROFT.H,H (1889) History of Arizona and New Mexico:1550.1880, The History Company Publishers, San Francisco.

BOLTON.H,E (1930) Anza´s California Expeditions, Vol 3 y 4 University California Press, Berkeley, California

GWYNNE.S,C(2011) El Imperio de la Luna de Agosto. Auge y caída de los comanches. Ed Turner, Madrid

HÄMÄlÄINEN.P( 2008) El Imperio Comanche. Ediciones Península, Barcelona

KAVANANG. T,W( 1996) The Comanches: A History (1706-1875), Paperback, N.Y

TWICHELL. R, F(1918) Colonel Juan Bautista de Anza, governor of New Mexico; diary of his expedition to the moquis in 1780; paper read before the historical society at his anual meetings (UCLA)

YOUNG, B( 1966) Anza, Hard Riding Captain. Golden Gate, San Carlos, California

Fr ANTONIO REYES(1780) Noticias de California, Nueva Vizcaya y Nuevo México en cuyos territorios se han fundado la custodia de las misiones de la Propaganda Fide de la orden de San Francisco, y algunas breves reflexiones. Biblioteca Nacional de México

Fuentes documentales

Testimonio y autos sobre los ataques indios y comanches en los presidios de San Javier y San Saba,( Archivo Histórico Nacional)

Cedula del Virrey Conde de Galve en donde se informa de la rebelión de las naciones indias en Sinaloa y Sonora, 1 de julio de 1692.( Archivo Histórico Nacional)

Tarja( escudo con piel de Bisonte) que el 19 de mayo de 1786 remitió el gobernador Don Juan Bautista de Anza al capitan general comanche Ecueracalpa para que expresase con rayas y signos los caudillos que saliesen de campaña de su mando, contra los apaches , numero de hombres que contasen en su destacamento y progresos que consiguieron.( Archivo Historico Nacional)

Testimonios y leyendas de la Nación Comanche( Archivo de Fuentes Orales de la Nación Comanche) Nuevo México

Grandes Jefes Comanches (Archivo de Fuentes Orales de la Nación Comanche) Nuevo México

Mapa de California y Sonora(1770)( Archivo General de la Nación, México)

 

Anuncios