Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Nos saltamos el lógico orden cronológico de las medallas de las campañas de África para hablar de una condecoración muy particular y muy difícil de encontrar: la Medalla de los Voluntarios Catalanes de la Guerra de África de 1860, los legendarios 466 valientes de Prim.

volcat an01No me detendré a rememorar las hazañas y batallas de esta unidad, de la que tanto se ha hablado, más que apuntar algunas notas menos conocidas:
Y es que Prim, usando su gran carisma, en 1859 hizo un llamamiento a los catalanes para que se alistaran en una unidad de voluntarios para ir a luchar en la inminente guerra africana. El número de soldados alistados, 466, no fue muy elevados, realmente (1), pero también hay que tener en cuenta que el ejército regular español estaba formado por aquel entonces por cerca de un 30% de catalanes (cuando su población rondaba el 17% de la total española), un porcentaje solo superado por los castellanos.

Arenga de Prim a los Voluntarios Catalanes. Fuente: Museo Zumalacarregi.

Arenga de Prim a los Voluntarios Catalanes. Fuente: Museo Zumalacarregi.

El historiador Alfredo Redondo también apunta el hecho de que a quienes se alistaban se les prometía un puesto de funcionario a la vuelta o una pensión vitalicia a la familia, en caso de fallecer en el campo de batalla (2). La mayoría de ellos carecía de experiencia militar y llegaron a África con menos de tres semanas de instrucción. Pero con la moral por las nubes.

Se organizaron en cuatro compañías, que formaron un batallón, bajo el mando de comandante reusense Victorià Sugranyès (3). Tanto por su uniforme como por su formación, de hecho fueron una unidad de Miquelets: la tradicional milicia catalana de carácter irregular (voluntarios) reclutada por las diputaciones provinciales y que se usaban para acciones especiales o como refuerzo del ejército regular.

Por expreso deseo de Prim, “sus” Voluntarios siempre formaron en primera línea de fuego. Fue la unidad que tuvo (con diferencia) un mayor número de bajas: un 30% sólo de muertos en combate y, para entender de qué pasta estaba hechos, y como último dato, fueron la única unidad del ejército español en la que no hubo un solo desertor en toda la campaña.

Voluntario Catalán en África. Fuente: Museo Zumalacarregi.

Voluntario Catalán en África. Fuente: Museo Zumalacarregi.

La Diputación de Barcelona (4) (que es quien, de hecho, los había reclutado, costeando sus gastos en la campaña), encargó el diseño de la medalla a Josep Pomar i Lladó (5), medalla que se acuñaría en los talleres de Bernat Castells (6), y que constó de tres categorías:

– Categoría Oro: Antonio Prieto Barrio, cintando a Víctor Balaguer, me comenta que se crearon dos piezas en oro: una para el general Prim y la otra para el coronel Francesc Fort Segura, quien comandó a los Voluntarios tras la muerte de Sugranyés.

– Categoría plata: 492 unidades, medalla de pecho para los soldados que regresaron

Anverso de la medalla. Categoría plata.

Anverso de la medalla. Categoría plata.

– Categoría bronce: 140 unidades, medallas de mano para los familiares de los muertos en combate.

Anverso de la medalla. Categoría bronce.

Anverso de la medalla. Categoría bronce.

Las tres categorías son idénticas. En su anverso, se ve el escudo de la ciudad de Barcelona y la frase: BARCELONA AGRADECIDA, mientras que en el reverso, entre hojas de palma y roble, se lee: “A LOS VOLUNTARIOS DE CATALUÑA. GUERRA DE ÁFRICA 1860”. La cinta muestra los colores del Principado, cuatro listas rojas sobre campo amarillo.

Reverso de la medalla. Categoría plata.

Reverso de la medalla. Categoría plata.

Esta medalla, escasísima en el mercado, ha sido recientemente falsificada. Las reproducciones están realizadas por la técnica de fundición, por lo que son un poco más pequeñas y ligeras que las originales, cuyo  tamaño es de 34,4mm de diámetro, con un peso de 17,55gr. Las reproducciones localizadas hasta la fecha unen la medalla con la cinta con una bola, mientras que la mayoría de las originales están taladradas con una anilla. En fin, que no os la cuelen.

Reverso de la medalla. Categoría bronce.

Reverso de la medalla. Categoría bronce.

En definitiva, no se trata de la medalla más bonita de las campañas africanas, pero su escasez y el legendario halo que la envuelve la convierten en una pieza muy especial y, que espero, os haya gustado saber algo más sobre ella.

 

Como siempre, mi agradecimiento a Jaume Boguñà y a Antonio Prieto Barrio por su inestimable ayuda en este texto.

Para saber más sobre el Batallón de Voluntarios Catalanes:
http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2014/09/06/5409617e22601d151a8b4570.html
http://eprints.rclis.org/16861/1/Enrique%20Fazio%20en%20la%20Guerra%20Africa.pdf
El blog de Alfredo Redondo es una referencia ineludible para saber más de este tema (en catalán): http://alfredoredondo.blogspot.com.es/

Otras obras de interés:

CRUSAFONT I SABATER, Miquel. Medalles commemoratives dels Països Catalans i de la corona catalano-aragonesa (s. XV-XX). Institut d’Estudis Catalans, 2006, p. 348;

REDONDO PENAS, Alfredo. Guerra d’Àfrica (1859-1860). Els 466 del general Prim. Cossetània edicions, 2008 (Col·lecció El Tinter – 80), pp. 102-125.

Para las imágenes que no son condecoraciones: http://www.zumalakarregimuseoa.eus/actividades/investigacion-y-documentacion/la-guerra-de-africa-1859-1860-nueva/guerra-de-africa-1859-1860

NOTAS

(1) El total de las tropas españolas en África se acercaba a los 40.000 efectivos.

(2) REDONDO, Alfredo: Voluntarios Catalanes en la Guerra de África de 1859-1860.

(3) Victorià Sugranyès (1807-1860), veterano de las guerras carlistas, tres veces laureado con la Orden de San Fernando, se reincorporó al ejército para comandar a los Voluntarios de Prim. Murió a la cabeza de sus tropas en la Batalla de Tetuán.

(4) Ya hemos comentado en anteriores post que la Diputación de Barcelona desarrollaba unas funciones que serían similares a las actuales de la Generalitat de Catalunya, aunque con muchas menos competencias.

(5) Pomar fue un reconocido artista de la época, que también realizó las espadas que se regalaron a Prim y O’Donnell para conmemorar la Guerra de África.

(6) En la primera parte de los posts dedicados a esta familia mostramos el salvoconducto usado por Castells para ir a Marruecos durante la campaña: https://historiayculturamilitar.wordpress.com/2012/12/13/la-casa-castells-1a-parte/

 

Anuncios