Este era el verdadero nombre de este Blog –Si quieres la paz prepárate para la guerra-. Este título no es solo una referencia al mundo clásico (al que tanto debemos) o el lema que preside la actividad de la Academia General Militar de Zaragoza desde su fundación, es algo más. La guerra, liturgia capaz de aflorar lo peor y también lo mejor del ser humano ha estado presente en los afanes de la humanidad desde el principio de los tiempos. En nuestro caso, y como resulta evidente, queremos rendir un sentido homenaje a los que con su comportamiento, su abnegación y sus principios, hicieron de este atroz escenario un espacio para la esperanza. Héroes anónimos, gestas olvidadas, decisiones al límite que en las situaciones más extremas que nadie pueda imaginar, fueron capaces de darnos a todos una lección digna de encomio. Las piezas y complementos que aquí iremos descubriendo son un pequeño tributo a los soldados, e incluso a algún civil, que lucieron en sus guerreras estos objetos de culto, exponentes de lo mejor de nosotros mismos. El amor a la paz, principio básico de la relación entre los pueblos, no impide admirar y respetar a los ejércitos, garantes a la postre de la misma como parte esencial de la civilización occidental desde la vieja Roma. 

Como las órdenes y condecoraciones van a ser una parte fundamental de este blog, os queremos presentar una breve introducción al fascinante mundo de la falerística.

Las medallas se otorgan por la participación en una campaña, por constancia en el servicio, jubileo, por lealtad y, muy especialmente, por actos de valor y heroísmo. Aunque también se otorgan medallas por méritos civiles (a la educación, sanidad, justicia, caridad, salvamento marítimo, Etc.).

Las medallas nos atraen por lo que simbolizan de valor y sacrificio de nuestros antepasados. Son fragmentos, testimonios, de Historia. Aunque más allá de ello, hay algunas con el valor intrínseco de haber sido acuñadas en oro o plata, o por haber incorporado en su diseño piedras preciosas, esmaltes, etc.

En cuanto a las condecoraciones, en España, las preferencias entre los coleccionistas, se mueven clarísimamente entre las condecoraciones del Tercer Reich y las españolas (sobre todo, las del siglo XX). En nuestra web veremos pocas de las primeras, pero numerosas de las segundas.

También nos gustan mucho, y eso en nuestro país se puede considerar una cierta excentricidad, las medallas británicas. Tienen el añadido atractivo de que normalmente van grabadas con el nombre del militar que la recibió, su número y el Regimiento al que estaba adscrito, lo que permite profundizar en el conocimiento de la pieza que suele deparar no pocas sorpresas.

Por dónde empezar

Si estás interesado en empezar una colección de medallas lo primero que has de tener es paciencia y mucha calma. Te advertimos que este puede ser un hobbie muy obsesivo y hasta compulsivo. Un virus que hemos sufrido en nuestras propias carnes. Y varias veces.

Lo recomendable es empezar por un periodo histórico, una campaña determinada o un país concreto. Por ejemplo, en el caso de españolas, se puede empezar por las medallas de la Guerra Civil Españolao de las guerras contra Marruecos. Pero una buena opción pueden ser las medallas a los combatientes de la Primera o Segunda Guerra Mundial, con la ventaja adicional que muchas de estas medallas se pueden encontrar a partir de 15 €. Más adelante, dependiendo de los intereses de cada uno, se pueden tomar varios caminos. Aunque siempre es fundamental informarse antes de una compra, especialmente a partir del momento en el que uno se empieza a mover con determinadas piezas y presupuestos.

Lamentablemente, en España no es fácil encontrar información sobre nuestras propias condecoraciones, aunque tres serían las fuentes de información que recomendamos:

–         Por un lado, la obra de Antonio Prieto Barrio, que se puede consultar y adquirir a través de su web: http://www.coleccionesmilitares.com/ . Sus monografías sobre algunas órdenes y condecoraciones españolas, son de lo más completo que existe en este campo. Vale mucho la pena echar un vistazo a esta web.

–         ÓRDENES Y CONDECORACIONES DE ESPAÑA 1800-1975, de José Manuel Pérez-Guerra, es el manual de referencia de las condecoraciones. Están catalogadas 1.063 piezas y fotografiadas a todo color. Como problema, es que los precios que se indican de cada pieza eran orientativos en el año de la publicación de la obra, en el 2000; ahora esa información debe ser tomada con pinzas. Por el resto, insistimos, un libro interesantísimo. El libro está descatalogado, pero os podemos ayudar a encontrarlo.

–         CONDECORACIONES MILITARES ESPAÑOLAS, de Luis Grávalos y José Luis Calvo, dos expertos de primerísima línea en Historia Militar española, catalogan multitud de medallas, pero dedicadas exclusivamente al ámbito militar. Las piezas son ilustradas con dibujos, no con imágenes. Tiene como ventaja que, más allá de la mera descripción de la pieza del Pérez-Guerra, resume bajo qué condiciones éstas se podían obtener, y trufa el texto con alguna interesantísima anécdota. Además, es mucho más económico.

También podemos encontrar multitud de información en artículos sueltos a través de la red y, por supuesto, en los foros. Hay varios foros de numismática e historia que merecen ser visitados. Mi preferido, el del Gran Capitán: http://www.elgrancapitan.org/foro/

En cualquier caso, si queréis información sobre condecoraciones de algún país en concreto, ¡sólo tenéis que preguntarnos!

Anuncios